PRODUCTOS

Dammann Frères  es una empresa de té francesa fundada en 1925. Inicialmente especializada en la fabricación e importación de té, la marca ahora se abre al público en general y se presenta como la empresa de té francesa más grande y antigua.

Inventos que han revolucionado el mundo del té

¡Dammann Frères también se trata de inventar! En la década de 1980, Jacques y Didier Jumeau-Lafond inventaron  el sobre Cristal©.  Esta bolsita transparente permite  ver las hojas de té enteras , y  los aromas se revelan  con más intensidad. Con él, los conocedores pueden evaluar mejor la calidad de las mezclas.

Dammann Frères  es una empresa de té francesa fundada en 1925. Inicialmente especializada en la fabricación e importación de té, la marca ahora se abre al público en general y se presenta como la empresa de té francesa más grande y antigua.

Inventos que han revolucionado el mundo del té

¡Dammann Frères también se trata de inventar! En la década de 1980, Jacques y Didier Jumeau-Lafond inventaron  el sobre Cristal©.  Esta bolsita transparente permite  ver las hojas de té enteras , y  los aromas se revelan  con más intensidad. Con él, los conocedores pueden evaluar mejor la calidad de las mezclas.

Café 1988 es un tostador artesanal arraigado en la tierra de Narbonnais. Para nosotros, el café es más que un trabajo. 
Es ante todo un ritual, un arte, una pasión. 

Para que un café sea excepcional, los granos deben pasar por varias manos expertas antes de llegar a ti. 

Es por esto que una de nuestras misiones es explorar los diferentes continentes, en busca de los mejores productores. 

Colombia, Etiopía, Brasil… El origen es cuidadosamente seleccionado y nuestra filosofía es sacar lo mejor del café que tostamos nosotros mismos.

Café 1988 es un tostador artesanal arraigado en la tierra de Narbonnais. Para nosotros, el café es más que un trabajo. 
Es ante todo un ritual, un arte, una pasión. 

Para que un café sea excepcional, los granos deben pasar por varias manos expertas antes de llegar a ti. 

Es por esto que una de nuestras misiones es explorar los diferentes continentes, en busca de los mejores productores. 

Colombia, Etiopía, Brasil… El origen es cuidadosamente seleccionado y nuestra filosofía es sacar lo mejor del café que tostamos nosotros mismos.

Tres generaciones de viticultores, de  Paule  a Georges ,  luego  Gérard Bertrand.
En 1920,  Paule Bertrand  plantó las primeras vides de la familia en las Corbières. Cariñenas hoy valientes centenarias. En 1975,  Georges Bertrand  fundó a su hijo  Gérard , entonces de diez años, en la vendimia en el Château de Villemajo en Corbières . Georges Bertrand  jugó un papel pionero en el descubrimiento  de los terroirs de Languedoc y abrió el reconocimiento del  Boutenac cru . 

Gérard Bertrand  comparte desde hace más de 30 años su pasión por la vid y sus convicciones, así como el espíritu pionero de su padre. Un saber hacer único, transmitido y cultivado con su esposa Ingrid y sus dos hijos, Emma y Mathias. 

Tres generaciones de viticultores, de  Paule  a Georges ,  luego  Gérard Bertrand.
En 1920,  Paule Bertrand  plantó las primeras vides de la familia en las Corbières. Cariñenas hoy valientes centenarias. En 1975,  Georges Bertrand  fundó a su hijo  Gérard , entonces de diez años, en la vendimia en el Château de Villemajo en Corbières . Georges Bertrand  jugó un papel pionero en el descubrimiento  de los terroirs de Languedoc y abrió el reconocimiento del  Boutenac cru . 

Gérard Bertrand  comparte desde hace más de 30 años su pasión por la vid y sus convicciones, así como el espíritu pionero de su padre. Un saber hacer único, transmitido y cultivado con su esposa Ingrid y sus dos hijos, Emma y Mathias. 

La chocolatería Monbana, empresa familiar con sede en Ernée (Mayenne), ha vivido durante 70 años a la sombra de sus clientes, pero ahora se revela al descubierto en tiendas dedicadas a sus creaciones, desde el cacao en polvo hasta los huevos de Pascua.

Desde 2009, la chocolatería ha abierto 32 tiendas en Francia. « Lo nuestro es hacer productos que den placer, sólo vendemos felicidad », dice Yves Guattari, que entró en la empresa en 1973 y actualmente es presidente del consejo de administración, y que ha luchado por sacar a Monbana del anonimato.
Por ello, en la década de 2000, la chocolatería emprendió una transformación para potenciar su marca. Empezó con su producto estrella, antes de lanzarse al chocolate fino de alta gama, un nicho de mercado que ahora le permite estar presente en 1.200 puntos de venta.

– Productos artesanales –

En Ernée, donde trabajan dos maestros chocolateros, las instalaciones se han ampliado tres veces en 10 años para dar cabida a los nuevos productos.

La chocolatería Monbana, empresa familiar con sede en Ernée (Mayenne), ha vivido durante 70 años a la sombra de sus clientes, pero ahora se revela al descubierto en tiendas dedicadas a sus creaciones, desde el cacao en polvo hasta los huevos de Pascua.

Desde 2009, la chocolatería ha abierto 32 tiendas en Francia. « Lo nuestro es hacer productos que den placer, sólo vendemos felicidad », dice Yves Guattari, que entró en la empresa en 1973 y actualmente es presidente del consejo de administración, y que ha luchado por sacar a Monbana del anonimato.
Por ello, en la década de 2000, la chocolatería emprendió una transformación para potenciar su marca. Empezó con su producto estrella, antes de lanzarse al chocolate fino de alta gama, un nicho de mercado que ahora le permite estar presente en 1.200 puntos de venta.

– Productos artesanales –

En Ernée, donde trabajan dos maestros chocolateros, las instalaciones se han ampliado tres veces en 10 años para dar cabida a los nuevos productos.